La Casa de Viana y la Corte española (1875-1931)

   

Autor: Luis Palacios Bañuelos y Juan José Primo Jurado
ISBN: 978-84-940640-4-3
Distribuye: Marcial PonsPórtico Librerías
P.V.P.: 22,95 €
Fecha de la edición: agosto 2016
Lugar de la edición: Madrid. España
Encuadernación: Rústica
Medidas: 15 × 24,5 cm
Páginas: 224, 57 figs. Índices

¡COMPRAR!









Este libro es fruto de la investigación en documentos de primera mano. En él se estudia el papel que los marqueses de Viana han jugado en la Historia de España y, a través de ellos, puede verse cómo funcionaba la Corte de los borbones Alfonso XII y Alfonso XIII, con su «camarilla» y los «amigos del Rey».

El punto de arranque es el célebre escritor el duque de Rivas —la Casa de Rivas es el linaje de Viana— pues su hijo, Teobaldo Saavedra y Cueto (1839-1898), será el primer marqués de Viana. Su afición a la fotografía nos permite disfrutar en este libro de magníficas instantáneas que son memoria de aquella época.

José Saavedra (1870-1927), segundo marqués de Viana, tuvo una estrecha relación con el Rey Alfonso XIII, pues fue jefe de palacio, amigo y consejero del monarca, desde 1902 hasta su fallecimiento en 1927. Este libro se ocupa de sus facetas como servidor del Rey, cortesano, aristócrata, militar, político, diplomático, agente social, terrateniente, mecenas cultural, olivarero innovador, cazador, jugador de polo o pionero de la aviación española. Y, en fin, Fausto Saavedra y Collado (1902-1980), tercer marqués de Viana, apurará los últimos años de la monarquía alfonsina e, incluso, pasará temporadas con el Rey en el exilio.

¿Qué queda hoy de los marqueses de Viana? Además del título, detentado por el actual duque de Peñaranda, queda su patrimonio monumental y documental. Queda su palacio madrileño, espléndida residencia actual del ministro de Asuntos Exteriores, albergando las recepciones del Ministerio. Pervive la sobresaliente almazara de La Laguna (Jaén), destinada hoy a uso turístico. Existe la hermosa residencia campestre de Moratalla, con sus espectaculares jardines construidos por Forestier. Y permanece su mansión cordobesa, el Palacio de las Rejas de Don Gómez con sus encantadores patios cordobeses, hoy museo, que alberga también el magnífico Archivo Histórico Viana.

Es precisamente el fondo documental del Archivo de Viana, catalogado y puesto en valor el que ha permitido rastrear la vida de los marqueses de Viana. De sus ricos fondos documentales los autores han utilizado, principalmente, sus secciones de Administración y Cuentas, Correspondencia, Empleos y Honores, Propiedades y Fotografías, sección esta clave para realizar la historia gráfica de esa época. Pero esta documentación, aunque rica y original, no ha sido suficiente para completar la historia de la Casa de Viana; además se han utilizado los Archivos del Palacio Real, del Senado y del Congreso y de hemerotecas diversas. A la hora de presentar esta narración se ha procurado conjugar rigor con amenidad, arropada por una rica documentación gráfica.